Inicio
Ayuntamiento de Villamayor
Villamayor
Comercio e Industria
Ubique su empresa
|
|
|
|
 

Reportajes

El Reciclado Doméstico I
Cómo usar correctamente los contenedores

Si al terminar la lectura de este artículo, lector/a, no has tenido que rectificar ninguno de tus conocimientos sobre la selección y reparto de los residuos sólidos urbanos, ponte un diez sin ningún rubor y… ayuda a otras personas a que sean tan eficaces y eficientes como tú.

El grado de concienciación de la sociedad española es alto como lo prueba el hecho de que la inmensa mayoría de los españoles (más del 85 %) separa los residuos sólidos de la materia orgánica. 

Así al menos se deduce de los datos que los principales Sistemas Integrados de Gestión de Residuos (SIG) ofrecen cada año. Según Ecoembes, sociedad española sin ánimo de lucro (www.ecoembes.com) que gestiona la recogida y reciclaje de los envases ligeros y de papel y cartón, en 2010 se recicló el 45,3% de los envases de plástico (323.030 toneladas), el 83% de los envases de cartón y papel (646.186 toneladas) y el 71,5% de metales (240.710 toneladas).

Pero si sometiéramos a las personas a un breve examen con preguntas tan sencillas como, ¿en qué contenedor debe depositar una bombilla o el bote de espuma de afeitar?, sin duda les pondríamos en un aprieto. La gran variedad de envases y productos que utilizamos en la vida diaria nos provoca dudas a la hora de su reciclado.  

Según Ecoembes, son frecuentes los errores a la hora de depositar los residuos en cada contenedor. En el contenedor verde suele aparecer un 2% de residuos impropios, que se eleva al 5% en el caso del contenedor azul, y llega al 25% en el contenedor amarillo.  

Y como la separación correcta de los envases es muy importante, pues favorece el reciclaje, y reduce los costes de transporte y clasificación, vamos a revisar los residuos que van en cada contenedor. 

CONTENEDOR AZUL

El contenedor azul está destinado al papel y al cartón. La fibra de papel se puede reciclar hasta seis veces. Algunos tipos de papel, como los plastificados, adhesivos, encerados, y de fax no pueden ser reciclados. 

El reciclaje de papel permite reducir en un 65% el consumo de energía. Por cada folio de tamaño normal que se recicla, se ahorra la energía equivalente al funcionamiento, de dos bombillas de bajo consumo de 20 vatios durante una hora.

Aspapel, la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón asegura que el reciclaje de papel y cartón creció en España  un 11% en 2010, equivalente a 4,6 millones de toneladas. Se ahorró así un volumen en vertedero de más de 45 grandes estadios de fútbol.

Los envases y productos que debemos introducir en el contenedor azul son todos los objetos de papel y cartón.

EL CONTENEDOR AZUL

SI

NO

Periódicos, revistas, cómic.

Folios y cuadernos y libretas (sin espiral).

Propaganda, catálogos y publicidad.

Cajas de cartón de todo tipo: galletas, zapatos, cereales, etc.

Hueveras de cartón.

Cajetillas de tabaco.

Sobres (sin ventanilla, que van al amarillo).

Papel de regalo.

Cajas de lapiceros.

Envases del  azúcar, harina, etc.

Bolsas de papel.

Briks.

Pañales.

Papeles sucios, con grasa, encerados, metalizados o plastificados.

Servilletas y colillas.

Papel y cartón plastificado.

 

¿Qué se hace con el papel?

Primero se separan los distintos tipos de papel que se comprimen y empaquetan. Luego se traslada a las fábricas de papel que lo convierten en nuevos tipos de envases.

Recomendaciones para el reciclaje del papel

Pliega los cartones antes de introducirlos en el contenedor con el fin de reducir su volumen.

Antes de tirar una caja piensa si puedes darle otro uso.

Utiliza los folios por las dos caras.

Regala las revistas a otras personas que puedan interesarle.

Escoge los productos que tengan menos embalaje.

CONTENEDOR VERDE

El vidrio es un material 100% reciclable. El reciclaje de 3.000 botellas que caben en un contenedor de vidrio permite ahorrar cerca de 130 kg de petróleo y 1.200 kg de materias primas.

Según  un estudio de Ecovidrio, un 79,2% de los españoles afirma reciclar el vidrio.  El perfil del ciudadano que declara reciclar siempre sus envases de vidrio es mujer, mayor de 44 años y residente en Aragón, La Rioja, Navarra, Cataluña y País Vasco. De acuerdo con los datos aportados por Ecovidrio, en el contenedor verde se depositaron en 2010, una media de 15´10 kg de vidrio por habitante.

 EL CONTENEDOR VERDE

SI

NO

Botellas de vidrio de cualquier color (cerveza, vino, mosto, sidra, licores, zumo, refresco, etc.)

Tarros de vidrio.

Frascos de conservas.

Tarros de cosmética y perfumería.

 

 

Cristalería, vajilla, jarrones (punto limpio).

Cerámica, porcelana, ladrillos, piedras,… que van al punto limpio.

Lunas de automóviles.

Bombillas.

Espejos.

Cristales de ventanas.

Tubos fluorescentes.

Tarros y botellas de medicamentos o tubos de pomadas (van en el contenedor de Segres que hay en las farmacias).

¿Qué se hace con el vidrio?

El vidrio se tritura y se funde para fabricar nuevos envases. 

Recomendaciones para el reciclaje del vidrio

Quita los tapones de corcho o de metal de los envases.

Vacía los restos de líquido y enjuaga los envases.

Antes de tirar un tarro de cristal piensa si puede tener un nuevo uso o puede servirle a otra persona.

Siempre que sea posible, elige envases grandes en vez de pequeños, te ahorrarás trabajo y mejorarás el medio ambiente. 

Si, a pesar de todo, persiste la duda con algún residuo, lo más adecuado es depositarlo en el contenedor de genéricos para no entorpecer la cadena de reciclaje. 

CONTENEDOR AMARILLO

El contenedor amarillo es el que contiene una mayor variedad de residuos y el que genera las mayores dudas. Por ello, bajo el lema "No lo olvides: al contenedor amarillo, ni ropa, ni vidrio, ni cartón", un Ayuntamiento centra la campaña de recogida de residuos domésticos  en informar al ciudadano y generar conciencia sobre la importancia de separar correctamente los envases en origen a través del contenedor amarillo, para su posterior recogida selectiva y reciclaje y no depositar en él otro tipo de residuos, entre los que se encuentran, como más habituales, la ropa, el vidrio y el cartón. 

Los envases que se depositan en este contenedor son de tres tipos: 

Tanto los envoltorios de aluminio como los envases de hojalata son reciclables. Los envoltorios de aluminio son 100% reciclables, sin embargo suelen ir a la bolsa general y al vertedero. Y se reciclan en un porcentaje muy bajo.

La hojalata es un residuo reciclable. Su reciclaje permite la recuperación de acero y estaño. El acero se vuelve a utilizar para producir más latas y el estaño se usa para producir cobre. Por cada tonelada de chatarra de hojalata recuperada en la industria siderúrgica se ahorra 70% de la energía utilizada.

EL CONTENEDOR AMARILLO

SÍ 

NO

Envases metálicos

  • Botes de bebidas (cerveza, refrescos) 

  • Latas de conservas (vegetales, cárnicas, de pescado, comida para animales domésticos…) 

  • Aerosoles (desodorante, laca, limpiadores de cocina, abrillantadores de la madera…) 

  • Platos y bandejas de aluminio (p. ej., los de comidas preparadas) 

  • Chapas y latas de metal

  • Auriculares

  • Materia orgánica 

  • Envases de vidrio 

  • Papel y cartón 

  • Juguetes 

  • Electrodomésticos 

  • Biberones 

  • Guantes de goma 

  • Utensilios de cocina (sartenes, cubiertos, ollas)

  • Fregonas

  • Escobas

  • Cajas de fruta 

  • Cubos de plástico 

  • Fiambreras de plástico

  • Pilas 

  • Cd

  • Ropa y calzado

  • Perchas

  • Tubos de pegamento

  • Bolígrafos

  • Cepillos de dientes y del pelo

  • Peines

  • Plumeros 

  • Cintas de vídeo y disquetes

  • Estropajos

  • Aerosoles

  • Compresas

  • Pañales

  • Preservativos

  • Cuchillas de afeitar

  • Pelotas

  • Envases de plástico de productos corrosivos, peligrosos o de pintura

 

Briks

  • Briks de bebidas (leche, nata, batidos, zumos, vino, caldo...

  • De productos de alimentación (de tomate, bechamel, sopas, caldos, natillas, gazpacho, etc.).

Envases de plástico para alimentación

  • Botellas (agua, refrescos, leche, zumo, aceite comestible, vinagre, salsas…) 

  • Envases de productos lácteos (yogures, natillas, cuajada, flan y otros postres lácteos, queso, mantequilla, margarina…)

  • Bandejas y cajas de "corcho blanco" (las de la fruta, verduras, carne, pollo y pescado envasados, y las que vienen con algunos tipos de helados); envoltorios de plástico de estas bandejas, hueveras de plástico; vasos, platos y cubiertos de plástico desechables; tapas y tapones de plástico, etc.

  • Bolsas de plástico de alimentos (congelados, fruta, verdura, pan de molde, bollería, pasta, legumbres, patatas fritas, etc.)

  • Agrupadores de plásticos que unen latas de refresco,  botellas de agua, etc. 

Envases de plástico para productos de aseo y limpieza

  • Botes de plástico de productos de aseo (champú, cremas, desodorante, pasta dentífrica, gel de baño, jabón líquido…) 

  • Botes de plástico de productos de limpieza (limpiadores domésticos, lavavajillas, lejía, amoniaco, suavizante, detergentes líquidos y en polvo, sprays de limpieza…)

Bolsas y envoltorios de plástico y aluminio

  • Bolsas de plástico para alimentos (de leche, congelados, frutas, verduras, pan de molde, bollería, pasta, legumbres, cereales…) 

  • Bolsas y recipientes de aluminio para alimentos (alimentos infantiles, sopas, purés, pastas precocinadas, café, aperitivos, frutos secos, patatas fritas, bandejas para comidas preparadas...) 

  • Bolsas que entregan las tiendas, supermercados, lavanderías, etc. para transportar los productos adquiridos…) 

  • Envases de productos de charcutería (embutidos, jamón, bacón, queso…) 

  • Envoltorios de plástico (el film transparente que acompaña a las bandejas de carnes, frutas, verduras y pescado; el que envuelve a muchas revistas, fascículos, prensa…; el que se emplea para proteger cajas de cartón y plástico, etc.…) 

  • Film de polietileno transparente o de aluminio (el que se compra en bobinas y se emplea en casa para envolver alimentos frescos) 

  • El plástico y el aluminio de los envases tipo blíster (son los envases donde vienen las pilas o los de las cajitas de cuchillas de afeitar, etc.)

¿Qué se hace con los envases?

Los envases se llevan a una planta de clasificación, donde se separan por cada tipo de material, se comprimen y empaquetan. A continuación se trasladan a las plantas de reciclaje.

Consejos para el reciclaje de embases

Vaciar los envases de restos de comida o de líquidos.

Aplastar todos los envases que lo permitan para reducir el volumen. Por ejemplo, botellas de plástico y volver a cerrar con el tapón, abrir las pestañas de un brick y aplanarlo, aplastar los  botes de bebidas,  etc.

Antes de tirar un envase, piensa si se puede utilizar para otra cosa o lo puede necesitar otra persona.

Haz la compra con un carrito o una bolsa y elige productos que lleven poco embalaje.  Te ahorrarás trabajo y contribuirás al medio ambiente.


Detrazos Diseño e Internet

 
 
También te puede interesar:
10/02/2012 | El Reciclaje Doméstico II
30/01/2012 | Cualidades del emprendedor
 
Actualiza tus datos
 
Bolsa de empleo
 
Emprendedores
 
Banner del municipio
 
Lista de correo
 
Campus de Villamayor
 
Canteras de Villamayor
 
Plano Interactivo
 
Teléfonos de Interés
 
Enlaces de interes
 
Ayuntamiento de Villamayor · Plaza de España, 4 · 37185 · Villamayor · Salamanca · Tel. 923 305605 · Fax 923 286438
      Diseño web